¿Cómo cuidar los neumáticos de su auto?

Uno de los elementos de mantenimiento del coche que menos atención recibe son los neumáticos. Lo cierto es que muchos neumáticos están en nuestros coches más tiempo del que deberían.

Numerosos elementos, empezando por la composición del propio neumático, afectan a su longevidad. Un neumático de alto rendimiento que intenta optimizar el agarre mientras conduce de forma agresiva es diferente de un neumático que tiene una vida útil más larga. No obstante, los conductores pueden tener un gran impacto en la vida útil del neumático, independientemente del tipo de neumático. Si tenemos en cuenta las siguientes ideas, podremos alargar la vida de nuestros neumáticos:

  • Mantenga la presión recomendada

Uno de los principales elementos que influyen en el desgaste de los neumáticos e incluso contribuyen a un desgaste irregular es la presión. Además de reducir la superficie de contacto con el asfalto y disminuir el agarre, una presión excesiva provocará un mayor desgaste en el centro del neumático. Lo mismo ocurre si la presión es demasiado baja, lo que provocará un desgaste desigual y una menor superficie de contacto, esta vez en el exterior del neumático.

Dado que las fugas son frecuentes, conviene comprobar periódicamente la presión. Los tapones de válvula mantienen un neumático hermético y evitan fugas de aire.

  • Evite las frenadas y aceleraciones bruscas

Uno de los elementos clave que influyen en la longevidad de los neumáticos, junto con la presión de los mismos, es la técnica de conducción. Al aumentar las tensiones y la torsión en el neumático, este tipo de comportamiento incrementa el desgaste de la banda de rodadura. Este comportamiento también aumenta la temperatura del neumático, lo que contribuye a la degradación de la goma.

  • Evite ir rápido en carretera

Además de ir contra la ley si superamos el límite de velocidad, esta conducta aumenta el calentamiento de los neumáticos y suele ir acompañada de giros bruscos, aceleraciones fuertes y paradas bruscas. El efecto final serán unos neumáticos que se desgastan antes de lo ideal.

  • Dirección correctamente alineada

Un bache o un bordillo afilado pueden hacer que la dirección se desalinee. Si esto ocurre, las ruedas comenzarán a desalinearse, lo que provocará un desgaste prematuro y desigual de los neumáticos.

  • Cuidado con las sacudidas y el roce de los neumáticos

Para evitar que el neumático se deforme o se rompa, no conduzca sobre baches profundos a baja velocidad. También debe evitar los bordillos al aparcar, ya que pueden dañar el neumático de forma irreparable. Además, es posible que este daño sea invisible a simple vista y se desarrolle gradualmente con el tiempo en lugar de instantáneamente.